Construirán nuevas viviendas en tres localidades del departamento Uruguay con fondos nacionales

0
699

Al término del encuentro, que se desarrolló en la sede del organismo provincial, Bisogni dijo que “desde las gestiones del presidente Alberto  Fernández y el gobernador Gustavo Bordet acompañamos y escuchamos las necesidades de todos los entrerrianos, trabajando en conjunto con los legisladores, municipios, comunas, y  juntas de gobierno, para poder mejorar la calidad de vida de todos los habitantes».

El funcionario aseguró  que «el acceso a una vivienda digna es la mayor aspiración que tiene una familia, tanto cuando está en los inicios de su constitución como cuando se encuentra en pleno desarrollo y se intensifica con la crianza de los hijos, quienes requieren de un ámbito apropiado para su afianzamiento como personas”

Remarcó que “además de brindar una respuesta a la necesidad de las familias de contar con un hogar propio, la construcción de viviendas permite motorizar la economía local y genera mano de obra genuina”.

Por su parte, el intendente de San Justo, Fernando Viganoni, afirmó que “fue muy productiva la reunión, que permitirá licitar a la brevedad 23 viviendas con fondos nacionales y confirmó que  se presentó  la documentación para ejecutar otras 35  soluciones habitacionales, que ayudará a más familias a cumplir el sueño de tener la casa propia”.

En tanto, el intendente de Pronunciamiento, Ricardo Sandoval señaló  que  «hemos comprado un terreno que nos permitirá  la construcción de 40 soluciones habitacionales para nuestra comunidad con fondos nacionales».

 Aseguró que “es una obra muy anhelada para nuestra localidad, donde tenemos una importante demanda habitacional”.

 Por último, el intendente de Villa Mantero, Hernán Niz señaló que “hemos completado la documentación para avanzar en las licitaciones   de 20  y 5 nuevas unidades habitacionales cada una, que se construirán con  financiamiento del gobierno nacional”. 

 Indicó la importancia que tiene  «la construcción de nuevas viviendas, para que más familias, puedan seguir produciendo y permaneciendo en sus lugares de trabajo, donde vivieron toda la vida, sin tener que irse a la ciudad con todo lo que eso significa en el desarraigo y sus consecuencias”.